martes, 8 de mayo de 2018

RESPUESTAS DE LA 4ª SEMANA

RESPUESTAS DE LA CUARTA SEMANA

1. Observa la imagen y señala cómo se denomina el objeto que aparece. Para ello ten en cuenta la unidad de longitud que recoge el texto.





Su nombre es MILIARIO;
en el texto se habla de "tres leguas" por lo que también se puede denominar LEGUARIO.

Las dos respuestas sería correctas








2.  En la sucursal del Banco de Auriabella, ¿cuántos casi euros tendría el señor Don Fortunato Gayoso?

Aquí tienes una pista. Utilízala.

una peseta = 4 reales
1 euro = 166.386 pesetas


Por lo tanto 2.000.000 de reales son 500.000 ptas

Si pasamos las pesetas a euros son 3.005'61 euros



3. La autora del Vampiro mantuvo una relación amorosa con otro escritor. ¿Quién era de las siguientes imágenes?


C/ BENITO PÉREZ GALDÓS

4. En el relato se cita un río español. ¿De qué río es afluente?


El río es el Sil, afluente del Miño



5. Hay un vampiro muy conocido en el cine y la televisión desde hace décadas. ¿Cómo se llama el escritor irlandés que lo creó?

El conde Drácula, de Bram Stoker


6. Copia la descripción que la autora hace de Inesiña.


 Una chiquilla fresca, llena de vida, de ojos brillantes, de carrillos como rosas;

7. Te proponemos que realices un final, distinto, al que aparece en el relato.



RESPUESTA LIBRE



PRONTO APARECERÁ EL NOMBRE DEL GANADOR

Resultado de imagen de AQUI

jueves, 3 de mayo de 2018

PREGUNTAS DE LA CUARTA SEMANA

PREGUNTAS DE LA CUARTA SEMANA

1. Observa la imagen y señala cómo se denomina el objeto que aparece. Para ello ten en cuenta la unidad de longitud que recoge el texto.

2.  En la sucursal del Banco de Auriabella, ¿cuántos casi euros tendría el señor Don Fortunato Gayoso?

Aquí tienes una pista. Utilízala.

una peseta = 4 reales

1 euro = 166.386 pesetas




3. La autora del Vampiro mantuvo una relación amorosa con otro escritor. ¿Quién era de las siguientes imágenes?

4. En el relato se cita un río español. ¿De qué río es afluente?


5. Hay un vampiro muy conocido en el cine y la televisión desde hace décadas. ¿Cómo se llama el escritor irlandés que lo creó?


6. Copia la descripción que la autora hace de Inesiña.


7. Te proponemos que realices un final, distinto, al que aparece en el relato ( 8 líneas mínimo ).


Una vez respondidas todas las preguntas, no olvides enviarlas al correo electrónico de nuestro blog, recuerda:

biblioteca@iesestrella.org


ESCRIBE EN EL ASUNTO TU NOMBRE COMPLETO, ASÍ COMO TU CURSO.

NO ENVÍES ARCHIVOS ADJUNTOS
MUCHA SUEEEEEEEEEEEEEERTE

miércoles, 2 de mayo de 2018

2018. CUARTA SEMANA

CUARTA SEMANA DEL MARATÓN

 VAMPIRO (1.901)
 Emilia Pardo Bazán



No se hablaba en el país de otra cosa. ¡Y qué milagro! ¿Sucede todos los días que un setentón vaya al altar con una niña de quince?
Así, al pie de la letra: quince y dos meses acababa de cumplir Inesiña, la sobrina del cura de Gondelle, cuando su propio tío, en la iglesia del santuario de Nuestra Señora del Plomo -distante tres leguas de Vilamorta- bendijo su unión con el señor don Fortunato Gayoso, de setenta y siete y medio, según rezaba su partida de bautismo.

La única exigencia de Inesiña había sido casarse en el santuario; era devota de aquella Virgen y usaba siempre el escapulario del Plomo, de franela blanca y seda azul. Y como el novio no podía, ¡qué había de poder, malpocadiño!, subir por su pie la escarpada cuesta que conduce al Plomo (...), ni tampoco sostenerse a caballo, se discurrió que dos fornidos mocetones de Gondelle, hechos a cargar el enorme cestón de uvas en las vendimias, llevasen a don Fortunato a la silla de la reina hasta el templo. ¡Buen paso de risa!


Sin embargo, en los casinos, boticas (...), como también en los atrios y sacristías de las parroquiales, se hubo de convenir en que Gondelle cazaba muy largo, y en que a Inesiña le había caído el premio mayor. ¿Quién era, vamos a ver, Inesiña? Una chiquilla fresca, llena de vida, de ojos brillantes, de carrillos como rosas; pero qué demonio, ¡hay tantas así desde el Sil al Avieiro! En cambio, caudal como el de don Fortunato no se encuentra otro en toda la provincia. Él sería bien ganado o mal ganado, porque esos que vuelven del otro mundo con tantísimos miles de duros, sabe Dios qué historia ocultan entre las dos tapas de la maleta; solo que.... ¡pchs!, ¿quién se mete a investigar el origen de un fortunón? Los fortunones son como el buen tiempo: se disfrutan y no se preguntan sus causas.


Que el señor Gayoso se había traído un platal, constaba por referencias muy auténticas y fidedignas; solo en la sucursal del Banco de Auriabella dejaba depositados, esperando ocasión de invertirlos, cerca de dos millones de reales.  Cuantos pedazos de tierra se vendían en el país, sin regatear los compraba Gayoso; en la misma plaza de la Constitución de Vilamorta había adquirido un grupo de tres casas, derribándolas y alzando sobre los solares nuevo y suntuoso edificio.

-¿No le bastarían a ese viejo chocho siete pies de tierra? -preguntaban entre burlones e indignados los concurrentes al Casino.  

Júzguese lo que añadirían al difundirse la extraña noticia de la boda, y al saberse que don Fortunato, no sólo dotaba espléndidamente a la sobrina del cura, sino que la instituía heredera universal. Los berridos de los parientes, más o menos próximos, del ricachón, llegaron al cielo: hablóse de tribunales, de locura senil, de encierro en el manicomio. Mas como don Fortunato, aunque muy acabadito y hecho una pasa seca, conservaba íntegras sus facultades y discurría y gobernaba perfectamente, fue preciso dejarle, encomendando su castigo a su propia locura (...).

Entre tanto, allá dentro de la hermosa mansión, abarrotada de ricos muebles y de cuanto pueden exigir la comodidad y el regalo, la novia creía soñar; por poco, y a sus solas, capaz se sentía de bailar de gusto. El temor, más instintivo que razonado, con que fue al altar de Nuestra Señora del Plomo, se había disipado ante los dulces y paternales razonamientos del anciano marido, el cual sólo pedía a la tierna esposa un poco de cariño y de calor, los incesantes cuidados que necesita la extrema vejez (...)
¡Asistir al viejecito! Vaya: eso sí que lo haría de muy buen grado Inés. Día y noche -la noche sobre todo, porque era cuando necesitaba a su lado, pegado a su cuerpo, un abrigo dulce- se comprometía a atenderle, a no abandonarle un minuto. ¡Pobre señor! ¡Era tan simpático y tenía ya tan metido el pie derecho en la sepultura! El corazón de Inesiña se conmovió: no habiendo conocido padre, se figuró que Dios le deparaba uno. Se portaría como hija, y aún más, porque las hijas no prestan cuidados tan íntimos, no ofrecen su calor juvenil, los tibios efluvios de su cuerpo; y en eso justamente creía don Fortunato encontrar algún remedio a la decrepitud. «Lo que tengo es frío -repetía-, mucho frío, querida; la nieve de tantos años cuajada ya en las venas. Te he buscado como se busca el sol; me arrimo a ti como si me arrimase a la llama bienhechora en mitad del invierno. Acércate, échame los brazos; si no, tiritaré y me quedaré helado inmediatamente. Por Dios, abrígame; no te pido más».


Lo que se callaba el viejo, lo que se mantenía secreto entre él y el especialista curandero inglés a quien ya como en último recurso había consultado, era el convencimiento de que, puesta en contacto su ancianidad con la fresca primavera de Inesiña, se verificaría un misterioso trueque. Si las energías vitales de la muchacha, la flor de su robustez, su intacta provisión de fuerzas debían reanimar a don Fortunato, la decrepitud y el agotamiento de éste se comunicarían a aquélla, transmitidos por la mezcla y cambio de los alientos, recogiendo el anciano un aura viva, ardiente y pura y absorbiendo la doncella un vaho sepulcral. Sabía Gayoso que Inesiña era la víctima, la oveja traída al matadero; y con el feroz egoísmo de los últimos años de la existencia, en que todo se sacrifica al afán de prolongarla, aunque sólo sea horas, no sentía ni rastro de compasión.Agarrábase a Inés, absorbiendo su respiración sana, su hálito perfumado, delicioso, preso en la urna de cristal de los blancos dientes; aquel era el postrer licor generoso, caro, que compraba y que bebía para sostenerse; y si creyese que haciendo una incisión en el cuello de la niña y chupando la sangre en la misma vena se remozaba, sentíase capaz de realizarlo. ¿No había pagado? Pues Inés era suya.



Grande fue el asombro de Vilamorta -mayor que el causado por la boda aún- cuando notaron que don Fortunato, a quien tenían pronosticada a los ocho días la sepultura, daba indicios de mejorar, hasta de rejuvenecerse. Ya salía a pie un ratito, apoyado primero en el brazo de su mujer, después en un bastón, a cada paso más derecho, con menos temblequeteo de piernas. A los dos o tres meses de casado se permitió ir al casino, y al medio año, ¡oh maravilla!, jugó su partida de billar, quitándose la levita, hecho un hombre. Diríase que le soplaban la piel, que le inyectaban jugos: sus mejillas perdían las hondas arrugas, su cabeza se erguía, sus ojos no eran ya los muertos ojos que se sumen hacia el cráneo (...).

(El médico) hubo de asistir en su larga y lenta enfermedad a Inesiña, la cual murió -¡lástima de muchacha!- antes de cumplir los veinte. Consunción, fiebre hética, algo que expresaba del modo más significativo la ruina de un organismo que había regalado a otro su capital.
Buen entierro y buen mausoleo no le faltaron a la sobrina del cura; pero don Fortunato busca novia. De esta vez, o se marcha del pueblo, o la cencerrada termina en quemarle la casa y sacarle arrastrando para matarle de una paliza tremenda. ¡Estas cosas no se toleran dos veces! Y don Fortunato sonríe, mascando con los dientes postizos el rabo de un puro.
                                                          
FIN

Mañana se os dirá el día que salen las preguntas que se va a cambiar por la excursión de los primeros.
             

martes, 1 de mayo de 2018

RESPUESTAS DE LA TERCERA SEMANA

RESPUESTAS DE LA TERCERA SEMANA

1. De la comida que lleva Manolito Gafotas, escribe qué nutrientes aporta cada alimento: huevos, patatas, carne y dulce. ¿Qué alimento es el menos saludable?



   PATATAS : a y d


   CARNE: b y c


   HUEVO: b y c


                                                         DULCE: a, b, c y d



EL MENOS SALUDABLE ES EL DULCE


2. Localiza las ciudades en las que se encuentran los siguientes museos:

  • El Museo de Julio Romero de Torres - Córdoba - Andalucía
  • El Museo Guggenhein - Bilbao - País Vasco
  • El Museo del Prado - Madrid - Madrid
  • Espacio Goya - Zaragoza - Comunidad autónoma de Aragón



3. ¿A qué Comunidades Autónomas pertenecen las ciudades españolas anteriores? 

Contestada en el apartado anterior



4. CONTESTA:

A) ¿Cómo se denominan las palabras con las que llamamos con un mote a otras personas?


c/ apodos


B) ¿A qué clase de palabras, según su formación, pertenece la palabra SIDA?


     a) ANTÓNIMOS

     b) ACRÓNIMOS

     c) DERIVADAS

     d) POLISÉMICAS









5. CONTESTA:

A) ¿Cómo se llama en realidad el cuadro al que iban a ver en el museo?

Las meninas (como se conoce a este cuadro desde el siglo XIX) o La familia de Felipe IV


B) ¿Qué rey aparece en el cuadro?

a) FELIPE IV

b) CARLOS V

c) FERNANDO VII

d) FELIPE II


C) ¿A qué dinastía pertenece este rey?
d/ austrias




6. CONTESTA:

A) ¿Cuál de estos cuadros es el que se llama LAS TRES GRACIAS?

D. es el cuadro de "Las tres gracias"



B) ¿Quién lo pintó?



a) BERLUSCONI


b) VIVALDI


c) RUBENS


d) EL GRECO







C) ¿En qué país nació este pintor? en Siegen, Westfalia


D) ¿Y en qué ciudad nació Velázquez? a/ en Sevilla




7. Invéntate una historia en la que cuentes lo que pudo pasar en el atraco que sufrieron Manolito y su abuelo.

RESPUESTA LIBRE





Una vez respondidas todas las preguntas, no olvides enviarlas al correo electrónico de nuestro blog, recuerda:
biblioteca@iesestrella.org

ESCRIBE EN EL ASUNTO TU NOMBRE COMPLETO, ASÍ COMO TU CURSO.

                                                                     NUEVA  CLASIFICACIÓN
                                                                           PULSA AQUÍ



viernes, 27 de abril de 2018

PREGUNTAS DE LA TERCERA SEMANA

1. De la comida que lleva Manolito Gafotas, escribe qué nutrientes aporta cada alimento: huevos, patatas, carne y dulce. ¿Qué alimento es el menos saludable?



a) HIDRATOS DE CARBONO


b) PROTEINAS


c) GRASAS SATURADAS


d) AZÚCARES






2. Localiza las ciudades en las que se encuentran los siguientes museos:




3. ¿A qué Comunidades Autónomas pertenecen las ciudades españolas anteriores?


4. CONTESTA:

A) ¿Cómo se denominan las palabras con las que llamamos con un mote a otras personas?


B) ¿A qué clase de palabras, según su formación, pertenece la palabra SIDA?


     a) ANTÓNIMOS

     b) ACRÓNIMOS

     c) DERIVADAS

     d) POLISÉMICAS









5. CONTESTA:

A) ¿Cómo se llama en realidad el cuadro al que iban a ver en el museo?


B) ¿Qué rey aparece en el cuadro?

a) FELIPE IV

b) CARLOS V

c) FERNANDO VII

d) FELIPE II


C) ¿A qué dinastía pertenece este rey?


6. CONTESTA:

A) ¿Cuál de estos cuadros es el que se llama LAS TRES GRACIAS?


B) ¿Quién lo pintó?



a) BERLUSCONI


b) VIVALDI


c) RUBENS


d) EL GRECO






C) ¿En qué país nació este pintor?


D) ¿Y en qué ciudad nació Velázquez?




7. Invéntate una historia en la que cuentes lo que pudo pasar en el atraco que sufrieron Manolito y su abuelo.





Una vez respondidas todas las preguntas, no olvides enviarlas al correo electrónico de nuestro blog, recuerda:
biblioteca@iesestrella.org

ESCRIBE EN EL ASUNTO TU NOMBRE COMPLETO, ASÍ COMO TU CURSO.